domingo, 31 de enero de 2010

domingo, 17 de enero de 2010

El Niño y Guri inocentes, Chávez culpable

Marta Colomina
El Universal

En vez de seguir los consejos de los expertos, prefirió comprar armas para combatir al Imperio

Desde que en Caracas hubo los primeros apagones (menos frecuentes y más tardíos que los sufridos desde hace casi 8 años en el interior del país) Chávez sintió enorme desasosiego. Disparaban sus nervios los dos apagones que paralizaron el Metro y sacaron a miles de usuarios furiosos por la Francisco de Miranda a oscuras y lanzando imprecaciones contra quien suele decir que en “Venezuela no se mueve una hoja, sin que yo lo sepa”. Dominado por su enfermiza pasión fidelista, trajo de Cuba, a precio de oro, plantas eléctricas de segunda mano que murieron al ser inauguradas y para las cuales no hay repuestos. Durante años Chávez ha desoído las advertencias de los expertos sobre los peligros de colapso del sistema eléctrico nacional si no emprendía con urgencia las inversiones necesarias, entre las que se contaban la construcción de 4 represas hidroeléctricas, 29 centrales termoeléctricas a ser concluidas en 2007 (de las cuales solo se construyeron 5), y un programa de mantenimiento que nunca hizo. Añadamos la destrucción de Planta Centro y la suspensión de las inversiones en la EDC, a raíz de su estatización.

La agudización de la crisis eléctrica mostró la negligencia e ineptitud de Chávez y de sus “técnicos”, en los que solo aprecia su condición “rojita” y obvia su visible ignorancia en la materia De esa imprevisión surgen errores tan garrafales como el cierre de los CC y el brutal racionamiento eléctrico que colapsaron Caracas. Aterrado ante la posibilidad de otro Caracazo (según alertó el G-2) y por la creciente pérdida de apoyo electoral, Chávez suspendió ambas medidas El racionamiento seguirá en el resto del país, como si allí los ciudadanos fueran de “segunda”. Consciente Chávez de que las encuestas registran que los venezolanos le culpan (62%) de la crisis eléctrica, el acusado jura “yo no fui”, “no es culpa mía” y culpa a El Niño, al Guri y a la ¡Cuarta República¡, justo en cuyo período se construyeron todos los embalses e instalaron equipos que garantizaron electricidad a los venezolanos durante 50 años y han permitido a Chávez hablar sin descanso en cadena nacional.

Esta semana nos llegó el informe “El Guri al borde del colapso” que, por su título, se diría que es de hoy, pero es de abril de 2003 y fue publicado por Veneconomía El texto narra que “para el pasado 23 de abril el nivel de agua en el embalse de Guri se ubicaba en 246,71 mts, sobre el nivel del mar, apenas 1,29 mts por debajo de la cota de emergencia”. El 7 de enero de este 2010 voceros oficiales informaban que el nivel del Guri se ubicaba en 260 mts, es decir, casi 14 mts por encima de la cota de 2003. ¿Por qué entonces no se suspendió el servicio y sí se suspende ahora? Nos responde el ex asesor de Edelca, J.M. Aller: Planta Centro operaba y Tacoa, entonces privada, estaba funcionando a su máxima capacidad y hoy, estatizada, está en ruinas. El experto Nassim Taleb retrata la Planta Centro de hoy: una de las 5 unidades de generación, de 400 MW, fue destruida por una explosión; otras tres unidades con capacidad de 1.200 MW son insalvables y la No. 5 está siendo desarmada en un intento desesperado de utilizar sus piezas de repuesto para revivir a las demás (El Progreso, Ciudad Guayana 3-11-2009). Sin embargo, los farsantes del Gobierno anunciaron este mes que “la Unidad de Planta Centro surge como aporte a crisis energética” (EU 8-01-2010). El Dr. Taleb indica también que Guri tiene 7 turbinas dañadas y que la No. 2 tiene “una vibración anormal y es candidata para una falla catastrófica”).

En 2003 un vocero de Caveinel señala a Veneconomía que “las inversiones postergadas en el sector eléctrico durante el período 1998-2003 superan los $4.200 millones” que correspondían al áreas de generación. En el mismo reporte se indicaba que “para solucionar la crisis inmediata de generación se requiere una inversión para los próximos diez años de $13.400 millones, distribuida así: “$1.000 para la modernización del Guri (no se ha hecho), $3.300 para aumentar la capacidad de generación hidroeléctrica (idem); $3.000 para generación térmica (de 29 centrales solo hicieron 5), $1.800 para expandir la red de transmisión y $4.300 para la red de distribución y comercialización (que no han actualizado ni expandido).

Ahora circulan informes catastróficos de Edelca y de Corpoelec en los que predicen que si no “ahorramos” al estilo salvaje impuesto en el interior del país, en abril de este año estaremos a oscuras por semanas o quizá por meses. Y todo porque Chávez se ocupó de dilapidar recursos para permanecer en el poder y de atender a sus panas ideológicos externos, a quienes regaló $ miles de millones. Por eso y porque en vez de seguir los consejos de los expertos venezolanos, prefirió comprar armas para combatir al Imperio y se hizo el loco con los miles de millones robados por sus boliburgueses. Y ahora dice que él no fue.

mcolomina@eluniversal.com

miércoles, 13 de enero de 2010

Resaltan como prioritario darle mantenimiento a Guri

Marta Colomina







(UNION RADIO)- El ex asesor de Edelca, José Manuel Aller, manifestó que antes de tomar medidas de ahorro en electricidad que afecten a la población es necesario hacer mantenimiento en la represa del Guri, el principal surtidor de electricidad del país.

“Venezuela es un país excedentario en energía, de eso vivímos, de la venta de energía, es inconcebible la improvisación y la falta de gerencia" dijo. Afirmó que aunque tomar medidas de ahorro del servicio en la población para reducir el consumo de energía es efectivo, “se está dejando de vivir, reduciendo las actividades de la población y la industria”.

A su juicio, “las medidas se han tomando con alto nivel de precipitación y demuestran que la situación es más dramática que las que cifras que muestran, porque nosotros más de una vez hemos pensado que los números están edulcorados, sobre todo las oficiales”.

Aller explicó que es necesario culminar el proyecto hidroeléctrico de Tocoma, pues,“teníamos un sistema eléctrico del primer mundo y eso se mantuvo y se desarrolló, se crearon hasta las empresas básicas”.“Venezuela es un país excedentario en energía, de eso vivímos, de la venta de energía, es inconcebible la improvisación y la falta de gerencia”.

El especialista indicó respecto al Guri, que, “las unidades 2 y 6 del río presentan fugas que tienen unos mantenimientos mayores que se debieron haber abordado". Resaltó la importancia del embalse de Guri para Venezuela, afirmando que aporta el 80% de la energía al país y no tiene sustituto. "No hay la restitución de parques térmicos y se están utilizando unos distribuidores deplorables, que tienen un bajísimo rendimiento y una dificultad enorme de mantenimiento”.

Señaló que ante las medidas de ahorro, la población tiene que organizarse en las comunidades, “reunirse en juntas de condominio, ver que van hacer, las normas de seguridad, el funcionamiento de las puertas, tener bancos de baterías y tomar medidas”. “La población sabe que está no es la situación más grave que se ha tenido en sequía, evidentemente en esta época del año Venezuela entra en sequía, pero nunca tan grave como en el 2002 a 2003”.

“Yo creo que hay que volver a que la ciudadanía obligue al Estado a rendir cuentas, porque están alegando que han invertido en el sector, ¿Dónde están?, ¿En qué obras?, ¿Cuáles son las plantas nuevas que han entrado al país?, y ¿Cual es el servicio que se le está dando a la población?”. Estima daños mínimos en los electrodomésticos, pues son cortes programados, “pero hay sistema operativos como los computadores que pueden perder la data, aunque al computador no debería pasarle nada a la data si”.

“Venezuela es un país excedentario en energía, de eso vivímos, de la venta de energía, es inconcebible la improvisación y la falta de gerencia" dijo

Aller: "Nos están sometiendo a una dieta forzada de electricidad"




Ante el plan de racionamiento eléctrico iniciado hoy, el ingeniero eléctrico, José Manuel Aller, en exclusiva para Reporte360, criticó la forma "desorganizada" en que comenzaron los cortes en el servicio, y aseguró que existe "una emergencia nacional, no declarada, en el sector eléctrico"

Reporte360.- El plan de racionamiento implementado por el Gobierno Nacional iniciado este miércoles, luego de ser anunciado en el día de ayer, no está bien estructurado a juicio del Ingeniero eléctrico, profesor de la Universidad Simón Bolívar, y experto en materia energética, José Manuel Aller, puesto que afirma que dada la vertiginosidad de la medida, la población no está realmente al tanto de la implicaciones, zonas y demás detalles de los cortes en el servicio eléctrico.

“Simplemente nadie sabe nada; hay una desorganización total, hay muchos puntos escondidos. Ni siquiera se aclaran las razones verdaderas de por qué ocurre esto”, expresó el ingeniero eléctrico resaltando que hay, al menos, dentro del caos una programación a la que atenerse.

Aller explicó que no puede entenderse el racionamiento eléctrico como un sinónimo de ahorro a razón de que no suple energía. “Ahorrar es cuando se consume menos energía para realizar una determinada actividad. (…) Cuando lo que se hace es apagar el bombillo simplemente no se pueden realizar las actividades, por lo tanto no se está ahorrando”.

Existen grandes diferencias entre el racionamiento y el ahorro; el Gobierno Nacional adelanta un programa de cortes del servicio eléctrico previendo que el déficit energético empeore, o con el fin de que este no se agudice.

“El Gobierno se garantiza que en el futuro la situación no sea peor, pero no porque él haya hecho algo para resolverlo, sino porque ha hecho pagar los platos rotos a los que no son los causantes, es decir, los usuarios de la electricidad”, afirmó el ingeniero.

Según Aller, el Gobierno Nacional ha desinvertido y gerenciado negligentemente el sector eléctrico, ante lo cual, en vista del nivel de emergencia, se ve en la necesidad de implementar los cortes en el servicio a modo de paliativo, que en nada se configurará en una solución.

En cuanto a las posibles medidas que se pueden tomar en pro de mejorar la situación del sector energético del país, el ingeniero Aller se permitió enumerar una serie de puntos a tomar en cuenta de forma inmediata:

- Establecer mesas de trabajo con las personas que conocen del problema eléctrico.
- Desarrollar un intenso plan de ahorro energético, concientizando a la población.
- Retomar y mantener el cambio de bombillos ahorradores y fomentar el uso de equipos eléctricos de alto rendimiento.
- Adelantar en una hora la actual hora legal del país, a fin de aprovechar mejor la luz del sol, disminuyendo el consumo eléctrico.
- Reconversión de las industrias básicas, a fin de que produzcan de forma más eficiente.
- Implementar un sistema tarifario justo.
- Reducir, con dirección a eliminar, los consumos clandestinos de electricidad, el cual se calcula en 32% del total de electricidad utilizada en el país.
- Compensar a los consumidores por las deficiencias en el servicio eléctrico.
- Realizar las inversiones necesarias para recuperar el sector eléctrico, que requiere más de 20 mil millones de dólares.
- Hacer un cronograma de seguimiento de los planes de ejecución y mantenimiento.
- Reestructurar las empresas del sector eléctrico, a fin de recuperar la calidad de producción y servicio.

Esta situación, tildada de “emergencia nacional en el sector eléctrico" por Aller, que además se ha venido denunciando desde hace cinco años, no sólo se configura como un golpe a la calidad de vida de los ciudadanos, sino que del mismo modo afecta la productividad y por ende el desarrollo de la nación.

En lo que se refiere al argumento sobre el que se entiende la crisis energética como consecuencia del bajo nivel de los embalses por efecto del fenómeno natural “El Niño”, el experto aseguró que si bien la naturaleza ha tenido cierta influencia, la principal responsabilidad recae en el Gobierno que no ha planificado a razón de posibles contingencias.

“El problema no es que haya sequía, sino que el sistema térmico, de producción, de distribución y transmisión de energía está en el piso”, sentenció Aller.

Finalmente el ingeniero hizo un llamado a la población a exigirle al Gobierno asumir responsablemente la solución de la crisis energética, sin generar efectos traumáticos en la calidad de vida de los venezolanos.


aj / Reporte360

Experto resalta como prioritario darle mantenimiento a represa del Guri



El ex asesor de Edelca, José Manuel Aller, manifestó que antes de tomar medidas de ahorro en electricidad que afecten a la población es necesario hacer mantenimiento en la represa del Guri, el principal surtidor de electricidad del país. Afirmó que aunque tomar medidas de ahorro del servicio en la población para reducir el consumo de energía es efectivo, “se está dejando de vivir, reduciendo las actividades de la población y la industria”.

A su juicio, “las medidas se han tomando con alto nivel de precipitación y demuestran que la situación es más dramática que las que cifras que muestran, porque nosotros más de una vez hemos pensado que los números están edulcorados, sobre todo las oficiales”.

Aller explicó que es necesario culminar el proyecto hidroeléctrico de Tocoma, pues,“teníamos un sistema eléctrico del primer mundo y eso se mantuvo y se desarrolló, se crearon hasta las empresas básicas”.

“Venezuela es un país excedentario en energía, de eso vivímos, de la venta de energía, es inconcebible la improvisación y la falta de gerencia”.

El especialista indicó respecto al Guri, que, “las unidades 2 y 6 del río presentan fugas que tienen unos mantenimientos mayores que se debieron haber abordado".

Resaltó la importancia del embalse de Guri para Venezuela, afirmando que aporta el 80% de la energía al país y no tiene sustituto. "No hay la restitución de parques térmicos y se están utilizando unos distribuidores deplorables, que tienen un bajísimo rendimiento y una dificultad enorme de mantenimiento”.

Señaló que ante las medidas de ahorro, la población tiene que organizarse en las comunidades, “reunirse en juntas de condominio, ver que van hacer, las normas de seguridad, el funcionamiento de las puertas, tener bancos de baterías y tomar medidas”.

“La población sabe que está no es la situación más grave que se ha tenido en sequía, evidentemente en esta época del año Venezuela entra en sequía, pero nunca tan grave como en el 2002 a 2003”.

“Yo creo que hay que volver a que la ciudadanía obligue al Estado a rendir cuentas, porque están alegando que han invertido en el sector, ¿Dónde están?, ¿En qué obras?, ¿Cuáles son las plantas nuevas que han entrado al país?, y ¿Cual es el servicio que se le está dando a la población?”.

Estima daños mínimos en los electrodomésticos, pues son cortes programados, “pero hay sistema operativos como los computadores que pueden perder la data, aunque al computador no debería pasarle nada a la data si”.

Fuente: http://www.unionradio.net/Actualidad/index.aspx#&&NewsId=37457

http://informe21.com/economia/experto-resalta-prioritario-darle-mantenimiento-represa-del-guri


YU

martes, 12 de enero de 2010

El Ciudadano reflexiona sobre el racionamiento eléctrico

Luego de conversar con el ingeniero eléctrico José Manuel Aller Castro, El Ciudadano reflexiona sobre el racionamiento eléctrico anunciado por Corpoelec. Explicó varios escenarios en los que esta medida afectará gravemente a la población y puntualizó que “esto no es juego, esto es serio”.

Leopoldo Castillo recordó que esta es una situación que venía sufriendo las regiones de todo el país desde hace tiempo y que las medidas que fueron anunciadas este martes por Javier Alvarado, presidente de la Electricidad de Caracas, representan la “crónica de una muerte anunciada”.

Explicó que el ánimo tropical que nos caracteriza, nos puede llevar a banalizar las noticias; y en ese sentido, invitó a toda la audiencia a enfocarse como ciudadanos para saber cuáles son los derechos, deberes y exigir responsabilidades.

Enlace al artículo

video

lunes, 11 de enero de 2010

Falta mucho por invertir en el sistema eléctrico nacional

“El responsable de la crisis energética que vive el país hoy en día no es el fenómeno de El Niño, es quien no hizo a tiempo las inversiones necesarias”, afirmó el doctor en ingeniería eléctrica y profesor de la Universidad Simón Bolívar, José Manuel Aller.

Aseguró que en los últimos 10 años el sistema energético nacional acumula una desinversión de 20 millardos de dólares aproximadamente y 20.000 megavatios. “De cada 100 dólares que se destinan al sector eléctrico, sólo 25 son empleados correctamente”, indicó.

Señaló que en 2003 Venezuela padeció una sequía más intensa que la actual, que ocasionó que la cota del Guri (embalse generador de 70% de la electricidad que consume el país) bajara a 245 metros sobre el nivel del mar. “En ese momento a nadie le suspendieron el servicio eléctrico. Pero hay que recordar que Planta Centro estaba funcionando y Tacoa estaba a su máxima capacidad, lo cual no ocurre ahora”, precisó.

Recientemente el ministro de Energía Eléctrica Nacional, Ángel Rodríguez, aseguró que el Ejecutivo había invertido alrededor de 16 millardos de dólares en el sector en los últimos años. “Ésa es una cantidad monstruosa. Si eso es cierto, ¿dónde están los resultados?, ¿cuáles son las plantas nuevas que se levantaron en los últimos años? Tocoma, que se comenzó a construir en 2002, debería estar lista y no proyectada para 2014. ¿Dónde está ese dinero?”, se preguntó Aller, asesor externo de Cadafe, de Edelca y de la Electricidad de Caracas, entre otras instituciones.

El profesor de la USB dijo que las empresas prestadoras de servicio eléctrico facturan al año alrededor de 7 millardos de bolívares y que si se invirtiera por lo menos la mitad, Venezuela no estaría sumergida en esta crisis eléctrica. “Si esa cifra se convierte a dólares al cambio anterior (Bs. 2,15), estaríamos hablando entre 3,2 millardos o 3,5 millardos de dólares más de la necesidad anual del sector, que se ubica en 2 millardos”, indicó.

Sin efecto

Aller y Miguel Lara, ex director de la Oficina de Planificación de Sistemas Interconectados, afirmaron que las medidas de reducción del horario de operaciones de los centros comerciales y de la jornada laboral de los empleados públicos no son efectivas para alcanzar la meta gubernamental de disminuir 20% el consumo eléctrico.

“Apagar y encender los aires acondicionados, como lo ordenó el Gobierno, provoca un mayor consumo eléctrico.

Y los trabajadores, fuera de sus oficinas, continuarán demandando energía”, explicó el profesor.

Indicaron que la resolución de detener las operaciones de las empresas básicas y el racionamiento de cuatro horas diarias que anunció el ministro, sí podrían contribuir con el logro del objetivo; sin embargo, advirtieron que ocasionarán graves consecuencias en el desarrollo del país.

En lo que se refiere a las empresas básicas, Aller dijo que se verían afectados alrededor de 40.000 empleados y cerca de 400 compañías prestadoras de servicios. Sobre la suspensión diaria señaló que implicará un severo golpe a la productividad nacional. “Y en nuestras casas se dañarán los alimentos en la nevera”.

“Estas medidas son improvisadas sin medir el impacto.

De no mejorarse el Sistema Eléctrico Nacional, la crisis se agravará en 2011″, aseguró Lara.

El Nacional

11-01-10

Electricidad colapsó por falta de inversión de $ 20 millardos.


El profesor de la USB recordó que en 2003 Venezuela padeció una sequía más intensa, que ocasionó que la cota del Guri bajara a 245 metros y el servicio eléctrico no fue suspendido. "PlantaCentro estaba funcionando y Tacoa estaba a su máxima capacidad, lo cual no ocurre ahora". Aseguró que el Gobierno no tiene resultados que mostrar: "¿Cuáles son las plantas nuevas que se levantaron en los últimos años? Tocoma, que se comenzó a construir en 2002 y estará lista en 2014".

Miguel Lara, ex director de la Opsis, dijo que detener operaciones de las empresas básicas y el recorte de 4 horas diarias anunciado por el Ejecutivo podrían contribuir a reducir el consumo en 20%, pero tendrían graves consecuencias.

Afirman que para bajar 20% el consumo hay que paralizar las empresas básicas

Desinversión en electricidad asciende a $20 millardos
José Manuel Aller, profesor de la USB, aseguró que la sequía de 2003 fue más grave que la actual y no se generó crisis "El responsable de la crisis energética que vive el país hoy en día no es el fenómeno de El Niño, es quien no hizo a tiempo las inversiones necesarias", afirmó el doctor en ingeniería eléctrica y profesor de la Universidad Simón Bolívar, José Manuel Aller.

Aseguró que en los últimos 10 años el sistema energético nacional acumula una desinversión de 20 millardos de dólares aproximadamente y 20.000 megavatios. "De cada 100 dólares que se destinan al sector eléctrico, sólo 25 son empleados correctamente", indicó.

Señaló que en 2003 Venezuela padeció una sequía más intensa que la actual, que ocasionó que la cota del Guri (embalse generador de 70% de la electricidad que consume el país) bajara a 245 metros sobre el nivel del mar. "En ese momento a nadie le suspendieron el servicio eléctrico. Pero hay que recordar que Planta Centro estaba funcionando y Tacoa estaba a su máxima capacidad, lo cual no ocurre ahora", precisó.

Recientemente el ministro de Energía Eléctrica Nacional, Ángel Rodríguez, aseguró que el Ejecutivo había invertido alrededor de 16 millardos de dólares en el sector en los últimos años. "Ésa es una cantidad monstruosa. Si eso es cierto, ¿dónde están los resultados?, ¿cuáles son las plantas nuevas que se levantaron en los últimos años? Tocoma, que se comenzó a construir en 2002, debería estar lista y no proyectada para 2014. ¿Dónde está ese dinero?", se preguntó Aller, asesor externo de Cadafe, de Edelca y de la Electricidad de Caracas, entre otras instituciones.

El profesor de la USB dijo que las empresas prestadoras de servicio eléctrico facturan al año alrededor de 7 millardos de bolívares y que si se invirtiera por lo menos la mitad, Venezuela no estaría sumergida en esta crisis eléctrica. "Si esa cifra se convierte a dólares al cambio anterior (Bs. 2,15), estaríamos hablando entre 3,2 millardos o 3,5 millardos de dólares más de la necesidad anual del sector, que se ubica en 2 millardos", indicó.

Sin efecto. Aller y Miguel Lara, ex director de la Oficina de Planificación de Sistemas Interconectados, afirmaron que las medidas de reducción del horario de operaciones de los centros comerciales y de la jornada laboral de los empleados públicos no son efectivas para alcanzar la meta gubernamental de disminuir 20% el consumo eléctrico.

"Apagar y encender los aires acondicionados, como lo ordenó el Gobierno, provoca un mayor consumo eléctrico.

Y los trabajadores, fuera de sus oficinas, continuarán demandando energía", explicó el profesor.

Indicaron que la resolución de detener las operaciones de las empresas básicas y el racionamiento de cuatro horas diarias que anunció el ministro, sí podrían contribuir con el logro del objetivo; sin embargo, advirtieron que ocasionarán graves consecuencias en el desarrollo del país.

En lo que se refiere a las empresas básicas, Aller dijo que se verían afectados alrededor de 40.000 empleados y cerca de 400 compañías prestadoras de servicios. Sobre la suspensión diaria señaló que implicará un severo golpe a la productividad nacional. "Y en nuestras casas se dañarán los alimentos en la nevera".

"Estas medidas son improvisadas sin medir el impacto.

De no mejorarse el Sistema Eléctrico Nacional, la crisis se agravará en 2011", aseguró Lara. calfonzo@el-nacional.com

Enlace al artículo completo

domingo, 10 de enero de 2010

Maritza Izaguirre: Racionamiento eléctrico será inútil si no se planifica e invierte

Con la autoridad de haber promovido el desarrollo industrial del sur del Orinoco, tanto desde el sector público como del privado, Izaguirre advierte que cerrar las empresas básicas de Guayana no resolverá la crisis eléctrica. "La Electricidad de Caracas estuvo 102 años en manos privadas y nunca hubo problemas de electricidad en la capital, nunca", recordó

Maritza Izaguirre ha estado involucrada con las industrias básicas de Guayana desde que nacieron, en 1960. Fue una iniciativa de desarrollo polarizado para que Venezuela dejara de ser país exportador de materias primas y dependiente del petróleo y se convirtiera en una nación industrializada capaz de producir lo que consume. Por eso, Izaguirre frunce el ceño, en señal de preocupación, cuando se le consulta sobre el eventual cierre de las empresas del sur del Orinoco, anunciado por el ministro de Energía, Ángel Rodríguez, para afrontar la crisis eléctrica.

"Cerrar las empresas básicas no resolverá la crisis energética. El problema se resuelve con la recuperación de la planificación a largo plazo y la asignación oportuna de recursos para inversiones en mantenimiento y tecnología".

Hasta los primeros años de la gestión del presidente Hugo Chávez, Izaguirre ejerció funciones estatales en Cordiplan, Conicit, BCV, Ministerio de Finanzas, Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, destaca el aprendizaje que adquirió como presidenta de Sidor durante su privatización.

"Nos dimos cuenta de los especiales esfuerzos que debíamos hacer para mantener la calidad de la producción, incluso en situaciones de contingencia derivadas de fallas en el suministro de electricidad o gas".
­
­El Gobierno sostiene que las inclemencias climáticas y los efectos de El Niño son las principales causas de la crisis energética.

­Todo se puede planificar. El Niño es un fenómeno cíclico previsible. Lo que hay es que poner de acuerdo a los involucrados ante posibles contingencias. Si yo paro dos hornos de Sidor (como se hizo a partir del 22 de diciembre para ahorrar energía) debería aprovechar ese lapso para hacer mantenimiento. Pero, al parecer, se pararon y ya. Además, se pueden lograr convenios con otras grandes compañías del negocio siderúrgico para honrar los compromisos con los clientes. Esa fue una práctica recurrente y eficaz en la industria petrolera.

­¿Podría ser un cierre definitivo? ­Aspiro a que no y a que se preserven y optimicen las potencialidades de las empresas. Hasta un cierre temporal implicaría pérdida de producción y de mercados por insatisfacción de la demanda.

Vendrán otros que sustituyan nuestras deficiencias. Y además de la reversión del desarrollo industrial que se puede lograr desde el sur, el país tendría menos ingresos de divisas por fallas de exportación.

­Ni el mismo Gobierno se atreve a afirmar que las empresas de Guayana están funcionando bien. ¿Por qué están operando mal? ­Con la institucionalidad capacitada y eficiente que tuvimos con la CVG logramos avanzar los primeros 15 años.

Pero vino el boom del alza de los precios del petróleo y nos volvimos locos. Aquella oferta del ex presidente Carlos Andrés Pérez de administrar la abundancia con criterio de escasez no fue real. Se amplió la capacidad instalada de esas empresas, pero no se previó la fluctuación de los precios del petróleo que, en definitiva, condujeron a recortar las inversiones y al endeudamiento. Todo ello hasta llegar al extremo que resumió Luis Herrera Campins al asumir la Presidencia de la República: "He recibido un país hipotecado". La desinversión se agravó con la complejidad de los negocios que desbordó la capacidad gerencial del Estado venezolano. Aunque por razones ideológicas se revirtió la privatización de las empresas básicas las fallas de gestión no han sido subsanadas.

­¿Y en el sector eléctrico cómo y por qué llegamos a la situación actual? ­Igualmente por un problema de desinversión en el sector que tiene por lo menos 15 años. Hay que planificar a largo plazo, por la elemental razón del crecimiento poblacional que implica un mayor consumo de electricidad. Inicialmente se planificó a partir de la energía hidroeléctrica que provenía del Caroní. Pero rápidamente se advirtió la necesidad de disponer de otras plantas, como La Vueltosa, en el occidente. Existen inversiones, pero es inaceptable que hayan pasado 15 años y esa planta no esté terminada.

­Chávez tiene 11 años en el Gobierno. Pudiera alegar (como Luis Herrera) que heredó un deficiente sistema eléctrico...

­Otra vez los precios del petróleo. A partir de 2004 este gobierno dispuso de recursos que dio gusto. Esos recursos pudieron haberse utilizado en reordenar la inversión para acelerarla. El sector eléctrico es muy planificable y tenía gente muy buena.

­¿Por qué dice tenía gente muy buena? ­Porque ahora no los veo. Es el caso de Edelca, donde la pérdida de recursos humanos y materiales ha sido continua en los últimos diez años.

Hay problemas elementales de distribución que no tienen nada que ver con El Niño, sino como una mala gestión.

Por ejemplo, ¿cómo es posible que Plantacentro, siendo una planta térmica que trabaja con gas o gasoil, tenga cinco turbinas paradas y sólo trabaje una? Además de estos errores, se revirtieron los procesos para hacer más eficiente estas industrias a través de las privatizaciones. Pensemos en la capital. La Electricidad de Caracas tenía 102 años en manos privadas y nunca tuvimos problemas de electricidad en Caracas, nunca.

­¿Qué está pasando en La Electricidad de Caracas? ­Estoy segura de que debe haber problemas de gestión. Era una tradición que una parte de las ganancias de esos negocios fueran a gastos sociales. Sin embargo, también fue posible advertir la necesidad de reorientar esos recursos hacia inversiones en mantenimiento y nueva tecnología.

­Si tuviera que dar tres recomendaciones para recuperar el sector eléctrico, ¿qué diría? ­Tienes que recuperar la planificación a largo plazo. Segundo, tienes que recuperar la inversión. Y luego tienes que mejorar la gestión, que debe incluir un gran contenido técnico. Las medidas que ha tomado al Gobierno pueden ayudar a resolver la emergencia, pero no las deficiencias estructurales del sector eléctrico. Y hay que reconocer que el Gobierno, cuando quiere, puede ser eficiente.

Allí está el viaducto de la autopista Caracas-La Guaira. Se terminó en el menor tiempo posible porque se asignaron los recursos y se contrató a una gente que sabía hacer la obra. Por el contrario, otras obras públicas, como las del Metro de Caracas, se retrasan porque no tienen recursos ni gente competente.

Edgar López
El Nacional
Enlace al artículo